viernes, 19 de junio de 2009

El Johnny no se cierra




Enfrentarse a la noticia del cierre del Johnny es muy duro.
Estuve como colegial entre 1980 y 1985. Disfrutando con los amigos, aprendiendo a afrontar la vida y, por supuesto, escuchando la mejor música que existe.
Fueron muchas las alegrías: el ciclo de cine francés que proyectaba en 16 mm., los campeonatos de futbito, el equipo de ajedrez y el aprendizaje del jazz de la mano de Alejandro Reyes (aquí no se pueden poner todos los nombres, sería demasiado extenso, pero van desde Art Blakey -que entonces yo no sabía quién era- hasta Tete Montoliú, pasando por Dexter Gordon, G. Adams, D. Pullen, D. Richmond y tantos y tantos otros).
Pero lo más importante era que todo eso lo hacíamos posible nosotros, los colegiales, en un ambiente de libertad que no he vuelto a conocer desde que terminé de estudiar en la Complutense. Y por eso no me extraña que colegiales de todas las épocas se junten para gritar que ¡el Johnny no se cierra! Lo contrario sería un serio atentado cultural.
Circula un manifiesto que merece ser firmado (http://www.excolegialescmusanjuan.com/) y espero que, aunque sólo sea por una vez en la vida, la cordura triunfe sobre la sinrazón y la barbarie.

1 comentario:

Toñi dijo...

Jose Maria, no se que es el Johnny pero estoy escuchando por la radio AHORA MISMO que no se cierra. Asi que enhorabuena.

Un beso.